Los implantes dentales son, tal y como informa la Sociedad Europea de Osteointegración (EAO), fijaciones similares a un tornillo que se unen al hueso maxilar o mandibular. Ese tornillo -el implante propiamente dicho-, normalmente de titanio, sustituye a la raíz del diente ausente. Sobre el implante se fijarán las coronas, puentes u otras prótesis dentales que sustituirán a la pieza que falta.

La osteointegración, por su parte, es el proceso de integración en el que el hueso comienza a proliferar en contacto con la superficie del implante, y que garantizará el éxito y la estabilidad de este.

El objetivo de esta técnica no solo atiende a una función estética, sino que también busca mejorar la salud dental y la masticación.

EFE Salud ha hablado con el presidente de la EAO, el doctor Alberto Sicilia, y junto con la información publicada en la página web de esta asociación, ha recopilado la respuesta a las principales dudas que surgen a los pacientes cuando tienen que enfrentarse a esta técnica:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies